Una sudestada causó grandes destrozos a viviendas en Aguas Dulces.

“Hay algunas fincas que han sido afectadas y hay en algunas zonas mucho material acumulado de lo que el mar arrastró”, dijo el intendente de Rocha Aníbal Pereyra en diálogo con nuestro portal..

"Desde temprano se estaba haciendo un relevamiento para tener a ciencia cierta cuál ha sido el impacto de la crecida del mar", dijo Aníbal Pereyra, intendente de Rocha en declaraciones a Rocha al día.

"Hay algunas fincas que han sido afectadas y hay en algunas zonas mucho material acumulado de lo que el mar arrastró", añadió.

Además, Pereyra sostuvo que esta situación "era previsible por las casas que están al filo del mar".

"Hay que esperar que baje el mar para saber efectivamente" cuál será la situación de las fincas, aseguró Pereyra.

 

Aguas Dulces no tiene costa ,lo que imposibilita realizar un conteo exacto de las viviendas afectadas. 

"hay que esperar a que baje la marea."señala el intendente y confirma que personal de Guardia Republicana se encargara de brindar seguridad en el área afectada . 

La última sudestada se registró en el año 2016. En aquella oportunidad desaparecieron 21 viviendas y 27 quedaron gravemente afectadas.

Estas viviendas están en zona de dominio público (entre la calle Cachimba y Faroles y el mar) donde están relevadas 536 viviendas en su totalidad, en una franja de 1500 metros de largo y 75 de ancho.Solo 90 de esas fincas corresponden a residentes del lugar.
Según la normativa nacional vigente para construir a menos de 150 metros de la franja costera se debe pedir autorización a la Dirección Nacional de Medio Ambiente. En Rocha la ordenanza territorial define un límite de 200 metros, quedando prohibida al construcción a menos de esa distancia de la costa.
Pero “tenemos una realidad instalada hace muchos años, no es borrar y empezar de cero”, afirmó  Pereyra en octubre del 2016 .



Autor:Rochaaldìa.

Comentarios

Comentar artículo