Expediente judicial revela las causas del incendio en el que murió niño en La Paloma

La Fiscalía dio a conocer el expediente del caso por el que fue formalizada una mujer, madre del niño de cuatro años que falleció en un incendio de una ficna en barrio parque.

Según las investigaciones, el día del siniestro la pareja discutió y, como resultado, el hombre se apersonó en estado de ebriedad en la policlínica de ASSE en La Paloma (esto según el médico, pero fuentes aseguraron a Rocha al Día que el hombre estaba bajo los efectos de psicofármacos). Allí le dieron analgésicos y lo llevaron nuevamente a su domicilio.

El hombre dijo a los médicos que había sufrido agresiones físicas por parte de su pareja y que ya "no aguantaba más", motivo por el que volvería a buscar sus pertenencias para irse a Maldonado, con su familia.

Al regresar a la casa, la pareja reinició la discusión debido a que el hombre comenzó a recoger sus cosas para irse, junto a su hijo de 13 años (que no es hijo de la mujer). En ese momento se también se encontraban en el lugar tres hijos de la mujer (no del hombre): una niña de 7 años, una de 6 y un niño de 4.

En el fragor de la discusión, la mujer tomó un bidón con nafta y comenzó a rociar el piso del living. En medio de la discusión uno de los dos adultos (aún no se sabe cuál) encendió una llama y el piso se prendió fuego. En el lugar había otros tres bidones con nafta (la mujer compraba regularmente bidones para su moto) que explotaron a raíz de las llamas.

Ello, sumado a que las paredes de la casa eran de madera, hizo que el fuego se extendiera rápidamente. El adolescente logró salir por la ventana, mientras los adultos y los niños, excepto el más pequeño, también lograron escapar. La abuela de los niños había asegurado que el más chico salió de la casa pero volvió a buscar un zapato, algo que no consta en la información oficial, que simplemente registra que el niño quedó atrapado.

Al ver que el niño había quedado dentro, el hombre ingresó a buscarlo, pero no pudo rescatarlo y sufrió graves quemaduras en más del 40% del cuerpo.

De acuerdo a estos hechos referidos, la Fiscalía entiende que la mujer es presunta coautora penalmente de un delito de incendio en reiteración real con un delito de homicidio agravado a título de dolo eventual.

A consecuencia del fuego -a cuyo inicio la mujer, por lo menos, colaboró- murió el niño, "situación que si bien no fue querida por la misma, sí era previsible dada su actitud".

El delito imputado tiene una pena mínima de 10 años y una máxima de 24, "lo cual hace altamente factible que trate de fugarse u ocultarse", razón por la que se dictaminó prisión preventiva por 180 días como medida cautelar.



Autor:MontevideoPortal-fotoDiallutto Barrios.

Comentarios

Comentar artículo