En agosto comenzará a funcionar la mayor planta de reciclaje del país.

 

El Departamento de Rocha está a punto de poner en funcionamiento una Planta de Tratamiento y Disposición Final de residuos domiciliarios. Se espera el comienzo de actividad para agosto próximo.

El proceso de las habilitaciones previas así como los controles durante la ejecución de las obras y la habilitación de operación están enmarcadas en las disposiciones de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA).

La concepción general del proyecto está basada en un abordaje integral de los residuos que lo convierte en la primera planta, de tratamiento y disposición final de residuos, en todo el país.

Por la tecnología a utilizar en el equipamiento interno que se utilizará para separar los residuos valorizables, la prensa para enfardar la fracción restante y la máquina para envolver los fardos también la convierte en la primera planta con esas características que funcionará en Uruguay.

La obra está en etapas finales, construyéndose en un predio rural de 290 hectáreas, propiedad de la Intendencia de Rocha, unos 5 kilómetros al Este de la capital departamental.

Está pensada para recibir toda la basura que se genere en el departamento con lo cual cumple un viejo reclamo de los vecinos de las distintas localidades: el cierre de los actuales vertederos a cielo abierto.

La proyección del equipo técnico que está trabajando en este tema es que con este sistema de deposición final de residuos se dará solución al depósito de basura de Rocha por unos 70 años.

El proceso

El 10 de julio de 2015 asumía como Intendente del departamento Aníbal Pereyra, sucediendo al también frenteamplista Artigas Barrios. El acto de asunción del nuevo Intendente se hizo en un estrado que cortó la calle General Artigas en las puertas de la Intendencia.

Pereyra anunció que firmaría con el Centro Universitario Región Este (CURE), un convenio para iniciar estudios sobre la mejor posibilidad para encontrar una solución al problema de la basura. Consciente que el acopio de residuos a cielo abierto chocaba de frente con las más básicas normas

ambientales y de sentido común. Conocedor también que ya se habían dado pasos en Rocha que eran la dotación de un estado de situación para concretar una solución. Desde hacía unos años, el departamento tenía el 100% del territorio con contenedores de basura, se habían adquirido nuevos camiones recolectores y se comenzó a trabajar con singular éxito en el reciclado de basura a través de la instalación de contenedores diferenciales (islas) donde van depositados metales, plásticos y cartones especialmente.

Actualmente hay un “circuito limpio” funcionando en Rocha y también en Castillos donde una cooperativa de recicladores se encarga de recolectar del material reutilizaba, prensarlo y venderlo al peso.

Las reuniones coordinadas por la Dirección de Gestión Ambiental de la Intendencia comenzaron a sucederse con la finalidad mencionada. Se definió el lugar y se hizo un estudio de suelo, subsuelo, analizando distintas variables del lugar.

En el medio pasaron entrevistas con empresas que ofrecían servicios de encapsulado y sistemas similares y visitas a plantas procesadores en Argentina. Hasta que el equipo comenzó a trabajar en el diseño de una planta que se amoldara al departamento tomando aciertos, y corrigiendo errores de las  experiencias conocidas en la región.

Residuos domiciliaros

Todo el departamento de Rocha produce promedio unas 70 toneladas diarias de basura que hoy van a los cuatro vertederos existentes (Rocha, Castillos, Lascano y Chuy).

Si contabilizamos la basura que está recogiendo a través del “circuito limpio” de reciclaje y que ya no se tira en los basureros podemos inferir que cada rochense produce algo más de un kilo de basura a diario.

Esta cifra es mayor durante el verano, con el aumento poblacional en los balnearios oceánicos. La prensa norteamericana que se instalará en la planta de residuos tiene una capacidad de compactar 10 toneladas/hora.

Pero no toda la basura que llegará a este lugar será prensada, ya que con anterioridad hay un sistema de clasificación manual donde se retira de la cinta que lleva a compactación todo el material reutilizable.

Luego de la compactación, la basura es destinada a unas celdas construidas en el suelo e impermeabilizadas, con sistema de drenaje y tratamiento de líquidos.

Ubicación estratégica

Además que el predio donde se está construyendo es propiedad de la Intendencia (actualmente tres de los cuatro vertederos son alquilados), la planta está a 1100 metros de la Ruta 9. Ésta, es la única distancia que deberán transitar los camiones de todas las localidades por fuera de rutas nacionales.

Camiones recolectores Como parte de este nuevo sistema, la Dirección de Gestión Ambiental adquirió nuevas unidades previendo con anterioridad la logística necesaria para recoger y transportar a éste nuevo lugar en forma diaria todos los residuos que se generan en todo el departamento.

Los camiones que harán las distancias más largas fueron adquiridos en 2019.

Inspección de la impermeabilización de celda para disponer los residuos Inspección de la impermeabilización de las lagunas de tratamiento de los efluentes líquidos y control de calidad de la membrana.



Autor:Rochaaldía

Comentarios

Comentar artículo